Manual práctico sobre utilización de opiáceos potentes en el tratamiento del dolor crónico Ver más grande

Manual práctico sobre utilización de opiáceos potentes en el tratamiento del dolor crónico

84-607-9859-3

Nuevo

Hace tan sólo una década, la administración de los opiáceos potentes no ocupaba un lugar preferente dentro de las posibilidades de tratamiento del dolor crónico no oncológico. Se pensaba que los opiáceos no eran eficaces a la hora de tratar el dolor de origen neuropático y que en todos los demás casos su eficacia analgésica se veía, rápidamente, superada por la tolerancia y la dependencia.

Más detalles

45,00 €

Ficha técnica

ISBN 84-607-9859-3
Editorial SED
Año de edición 2003
Nº de páginas 203
Coordinador Dr. Manuel J. Rodríguez

Más

Hace tan sólo una década, la administración de los opiáceos potentes no ocupaba un lugar preferente dentro de las posibilidades de tratamiento del dolor crónico no oncológico. Se pensaba que los opiáceos no eran eficaces a la hora de tratar el dolor de origen neuropático y que en todos los demás casos su eficacia analgésica se veía, rápidamente, superada por la tolerancia y la dependencia.

Todo esto comenzó a cambiar a partir de los primeros años noventa, cuando comienzan a publicarse trabajos con series retrospectivas de pacientes con dolor crónico no oncológico que habían permanecido durante largos períodos de tiempo en tratamiento con opiáceos potentes, pudiéndose comprobar que en estos pacientes las necesidades de incrementos de dosis habían sido mínimas, con la aparición de pocos efectos secundarios, y que, a su vez, tanto la tolerancia como la dependencia se habían mantenido en unos niveles bastantes bajos.

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Manual práctico sobre utilización de opiáceos potentes en el tratamiento del dolor crónico

Manual práctico sobre utilización de opiáceos potentes en el tratamiento del dolor crónico

Hace tan sólo una década, la administración de los opiáceos potentes no ocupaba un lugar preferente dentro de las posibilidades de tratamiento del dolor crónico no oncológico. Se pensaba que los opiáceos no eran eficaces a la hora de tratar el dolor de origen neuropático y que en todos los demás casos su eficacia analgésica se veía, rápidamente, superada por la tolerancia y la dependencia.

Escribe tu opinión